UN FUTURO LIBRE DE EMISIONES.

La sustentabilidad de BMW i.

Para reinventar la movilidad en función de la sustentabilidad hace falta más que una visión. Se deben de contestar una serie de preguntas. La más importante es la siguiente: ¿Dónde empieza la sustentabilidad? La respuesta: exactamente donde termina.

La sustentabilidad determina la forma de pensar y de actuar de BMW. Por esta razón, BMW Group lidera el índice de sustentabilidad del Dow Jones por octava vez consecutiva, lo que la convierte en la empresa más sustentable del sector automotriz. A través de EfficientDynamics, BMW se ha fijado como objetivo una reducción continua de las emisiones y un incremento del placer de conducir. BMW i utiliza una gran diversidad de tecnologías innovadoras de BMW EfficientDynamics, pero va un paso más allá: desde el diseño hasta la fabricación, pensando en la en toda la vida útil del vehículo desde la producción hasta el reciclaje, todos los detalles se enfocan en cada aspecto de la sustentabilidad. Ya que este tema es una prioridad que no tiene ni comienzo ni final.

DESARROLLO

El objetivo del desarrollo de BMW i no se limita a la construcción de vehículos libres de emisiones, sino que también busca una producción sustentable en todos los aspectos, así como el uso de materiales reciclados, sobre todo dentro del habitáculo. El interior del BMW i3 establece nuevos estándares que permiten experimentar de manera tangible la sustentabilidad.Otro diferenciador es la nueva arquitectura LifeDrive del vehículo, que con un habitáculo de fibra de carbono y el módulo Drive de construcción en aluminio, logra un enorme ahorro en peso que se traduce en una gran autonomía.

  • LifeDrive

    La innovadora arquitectura LifeDrive de BMW i, desarrollada específicamente para vehículos con propulsión totalmente eléctrica, permite reducir el peso y aumentar la autonomía. Dos módulos funcionales separados, el Drive-Module de aluminio y el Life-Module de fibra de carbono de alta tecnología, dan como resultado una construcción estable y ultra ligera, lo que se traduce en importantes beneficios en eficiencia energética, autonomía y seguridad.

  • Aerodinámica

    Mínima resistencia al viento, máxima autonomía: la mejor aerodinámica es una parte esencial de una electromovilidad eficiente. En el caso de BMW i, los revestimientos inferiores completamente cubiertos evitan turbulencia de aire debajo del vehículo. Al mismo tiempo, los llamados “AeroFlaps” mejoran la aerodinámica en los arcos de las ruedas. De esta manera se reduce la resistencia al viento y el consumo de energía, lo que influye positivamente en la autonomía.

  • Materiales sustentables

    Natural, renovable y sustentable: el interior de los vehículos BMW i utiliza revestimientos en el tablero de instrumentos y en las puertas elaborados con fibras naturales renovables, cuero curtido con agentes naturales y madera de eucalipto de poros abiertos elaborado con madera de bosques certificados 100 % FSC® (Explotación Forestal Certificada). En el interior del BMW i3 se utiliza en total un 25 % de materias primas renovables y plásticos reciclables. Los tapizados textiles de los asientos se componen de casi un 100 % de poliéster reciclado, fabricado en un 34 % de PET. En caso de los plásticos utilizados en el exterior se usa otro 25 % de materiales reciclados.

PRODUCCIÓN

Desde el año 2005, BMW ha sido considerado el fabricante automotriz Premium líder dentro del índice de sustentabilidad del Dow Jones. Esto no es motivo para descansar, sino que representa una motivación para marcar nuevas pautas. Como es el caso de la producción de fibra de carbono, que al requerir mucha energía para su producción, fue trasladada a Moses Lake, Estados Unidos, ya que esta planta puede suministrarse con energía limpia proveniente de una de las plantas hidroeléctricas más grandes del mundo: Grand Coulee Dam.

La fábrica de ensamblaje de BMW i en Leipzig, Alemania es suministrada con un 100 % de corriente eléctrica proveniente de cuatro turbinas eólicas instaladas para este fin dentro de las instalaciones. Además, el consumo de energía necesario para la fabricación de los vehículos se ha reducido en la fábrica de Leipzig en un 50 % y el consumo de agua en un 70 %.

**En comparación con la media líder en el sector estándar de BMW.

UTILIZACIÓN

Para que la conducción eléctrica además de ser extremadamente ágil, sea también muy eficiente, un sistema de refrigeración inteligente mantiene en todo momento a la batería en su temperatura ideal de funcionamiento. Además, los conductores de BMW i pueden cambiar con presionar un botón los modos de conducción para lograr la máxima eficiencia, lo que permite ampliar la autonomía en un 20 %, alcanzando aproximadamente 200 km.

**Según estudios de consumo internos de BMW, depende del comportamiento de conducción individual.

RECICLAJE

¿Cuál es la mejor forma de reciclar los componentes eléctricos? Reutilizándolos. Hay muchas formas de reutilizar las baterías de alto voltaje de iones de litio de un BMW i después de su vida útil dentro del vehículo: una forma muy sencilla y eficiente es utilizarlos como almacenaje intermedio para energía solar o eólica.

Además, BMW i también es pionero en el procesamiento de fibras de carbono y su reciclaje. Para el grupo BMW, los residuos de la producción de fibra de carbono y la fabricación de componentes de carbono son materiales valiosos que se pueden reintroducir directamente en el proceso de producción o en otras áreas.

Pero esto no es todo: el 95 % de los materiales usados en un BMW i3 son reutilizables.

SUSTENTABILIDAD VERIFICABLE

Por primera vez en la historia de BMW Group, durante la fase temprana de estrategia se definieron ya exigentes objetivos de sostenibilidad para todo el ciclo de vida de un vehículo de nuevo diseño. Para ello, se considera la cadena de valor como un todo, incluyendo las fuentes, la producción, el uso y el subsiguiente reciclaje.Para evaluar la consecución de objetivos concretos, se determinó la huella ecológica durante todo el proceso de desarrollo del BMW i3. Y esta huella confirma que el enfoque general para el BMW i3 es un modelo para el éxito.

  • BMW eDrive

    Una contribución crucial es la que hace el motor eléctrico del BMW i3, que es notablemente más eficiente que los motores diésel o de gasolina. Si también se tiene en cuenta la generación de electricidad para la batería de alto voltaje, hay aún más margen para optimizar la huella ecológica.

  • Estructura ligera innovadora

    BMW i intensifica aún más el compromiso estratégico a largo plazo de BMW Group para con la sostenibilidad ecológica, económica y social. Un resultado de este enfoque fue la decisión de maximizar el uso de materiales ligeros y eficientes desde el punto de vista energético (por ejemplo, aluminio y CFRP) que se producen utilizando la electricidad generada a partir de fuentes renovables.

  • Ciclo de producción sustentable

    En la fabricación del módulo Life, BMW Group hace uso de su experiencia única en el campo de la producción industrial de CFRP. En un proceso desarrollado especialmente para los automóviles BMW i, los recortes procedentes de la producción CFRP pueden, por ejemplo, volver introducirse en las etapas de producción. Esto reduce la necesidad de materias primas procedentes de la planta de fibra de carbono de Moses Lake (USA), donde se produce el material necesario para todos los componentes de CFRP del BMW i3.

  • Uso de electricidad renovable

    La electricidad para la producción de automóviles BMW i en la planta de Leipzig procede exclusivamente de fuentes de energía renovable. Con esta idea se instalaron generadores eólicos en el lugar con el fin de suministrar energía directamente para el proceso de producción. Además, el 100% de la energía necesaria para la producción en la planta de fibra de carbono en Mosos Lake (USA) proviene de energía eléctrica generada allí mismo.

  • Cumple el certificado ISO 14040/14044

    La huella ecológica del BMW i3, que confirma que los objetivos fijados se han alcanzado, cumple los más exigentes estándares internacionales. La Declaración de Validez emitida por la empresa de inspección técnica independiente TÜV SÜD garantiza que los procedimientos aplicados por BMW i satisfacen los más recientes estándares de ingeniería y cumplen con todos los requisitos de la estricta norma ISO 14040/14044. TÜV SÜD examinó todos los datos y métodos utilizados para la huella ecológica de conformidad con criterios claramente definidos. A través de la definición de objetivos y de la supervisión constante, ha sido posible reducir el potencial de calentamiento global del BMW i3 totalmente eléctrico en comparación con el de un vehículo convencional entre un 30% y más de un 50% (siempre que durante la conducción se utilice electricidad procedente de fuentes renovables).