EL DESEO DE IR A LA CABEZA.

Agilidad y dinamismo de conducción del BMW Z4 Roadster.

Una superioridad que emociona: cuando se trata de demostrar su fuerza, el BMW Z4 no hace concesiones. La suspensión M adaptativa (opcional) ofrece un excelente agarre en carretera sin pérdida de comodidad. El sistema Driving Experience Control adapta los ajustes de la suspensión al estilo de conducción que prefieras con solo pulsar un botón: cómodo o deportivo, el BMW Z4 te permite disfrutar de ambos. El cambio automático deportivo de siete velocidades con doble embrague promete una aceleración ininterrumpida. Y una experiencia dinámica al volante única en su categoría.

TRANSMISIÓN AUTOMÁTICA DEPORTIVA DE SIETE VELOCIDADES CON DOBLE EMBRAGUE.

Siete velocidades, dos embragues y aceleración sin interrupciones. La transmisión automática deportiva de siete velocidades del nuevo BMW Z4 le impulsa sin interrupciones. Dos embragues cambian entre los dos trenes de transmisión en milésimas de segundo, sin la más leve sacudida y sin interrumpir la tracción.

  • Doble embrague

    La potencia no determina por sí sola la experiencia dinámica de la conducción: también hay que aplicar eficazmente a la carretera la fuerza disponible. La transmisión automática deportiva de siete velocidades con doble embrague del BMW Z4 sDrive35is no desperdicia ni un milisegundo de potencia. El doble engranaje alterna entre dos cajas de cambios independientes, una para las marchas pares y otra para las impares, cada una con su propio embrague. De esta forma, cuando se desembraga una marcha, la otra ya está embragada. Esto minimiza el tiempo de cambio y maximiza la precisión. Sin sacudidas, sin interrupciones de la tracción.

  • Levas de cambio

    Gracias a las levas de cambio, puede mantener las manos en el volante durante los cambio manuales. Y si prefiere no tener que cambiar en absoluto, la transmisión automática deportiva de siete velocidades le permite llevar siempre engranada la marcha adecuada y, en consecuencia, ahorrar gasolina. Esto le permite disfrutar de un impresionante dinamismo en la conducción con un consumo reducido de combustible y unas cifras de aceleración cercanas a las de un vehículo de competición.

SUSPENSIÓN M ADAPTABLE.

La suspensión M adaptable, de serie en motor sDrive35is, acentúa la puesta a punto deportiva del nuevo BMW Z4 cuando es necesario sin comprometer la comodidad.

Rebajando la suspensión 10 mm se incrementa la agilidad. Utilizando el Driving Experience Control, el conductor también puede elegir entre una configuración orientada al carácter deportivo y una centrada en la comodidad.

Durante la marcha, los sensores miden continuamente los datos y adaptan las válvulas de los amortiguadores de la suspensión M adaptable dependiendo de la situación y del perfil de la carretera. Esto se realiza individualmente para cada rueda de forma que se garantiza el agarre óptimo en todo momento.

MODO SPORT.

Cuestión de configuración. Con el sistema Dynamic Driving Control en modo Sport, el motor y el dinamismo de su nuevo BMW Z4 reaccionan aún más directamente y permiten un estilo de conducción deportiva mejorado.

El modo Sport se activa con el sistema Dynamic Driving Control de serie ubicado en la consola central. Mediante una configuración predefinida y de acuerdo con el equipamiento seleccionado, se produce un ajuste considerablemente más deportivo de la conducción y la suspensión, en comparación con los ajustes estándar. El motor responde con más espontaneidad. En combinación con la transmisión automática, los puntos de cambio presentan un carácter mucho más deportivo. Y en combinación con la suspensión M adaptable, el chasis adopta una configuración mucho más atlética. Si se selecciona la dirección deportiva variable, se reduce la asistencia de la servodirección, lo que garantiza una sensación más directa del control de la dirección.