UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE.

Dinamismo de conducción del BMW Serie 5 Gran Turismo

Todos los vehículos BMW comparten un rasgo: un dinamismo incomparable. Esta característica es especialmente tangible en el BMW Serie 5 Gran Turismo: cada metro recorrido es una oportunidad para disfrutar del puro placer de conducir.

CHASIS

Se puede sentir el placer deportivo de conducir que transmite el chasis del nuevo BMW Serie 5 Gran Turismo directamente desde la carretera al volante, al tiempo que garantiza la seguridad y la mayor comodidad posible.

Además, cumple confiablemente una serie de requisitos: comodidad, dinamismo y seguridad. Una distribución de peso 50:50 entre los ejes y una perfecta coordinación de los componentes lo hacen posible.

El eje trasero íntegramente de aluminio aísla las vibraciones de la carretera desde el motor y permite mayor transmisión de potencia y comodidad. Esta característica puede afinarse más con la dirección activa integral opcional. El eje delantero de doble brazo garantiza el agarre perfecto de las ruedas a la carretera. La estructura de aluminio, por su parte, acaba con el peso innecesario a la par que confiere una mayor rigidez y, en caso de colisión, absorbe las fuerzas de impacto para ofrecer a los ocupantes la máxima protección. Además, se pueden llevar a cabo maniobras deportivas con suavidad en cualquier situación de conducción sin sacudidas innecesarias para los ocupantes.
 

  • Suspensión autonivelada

    La suspensión autonivelada, de serie en el nuevo BMW Serie 5 Gran Turismo, compensa las diferencias de altura entre los ejes delantero y trasero mediante la suspensión neumática. Los sensores de las ruedas traseras miden la distancia entre la carrocería y la carretera. En función de la carga y la situación, se ajusta el volumen de aire de los muelles para que exista siempre en ellos la holgura óptima. Esto fomenta la agilidad y la seguridad incluso con el vehículo muy cargado.

  • Control dinámico de la suspensión y Adaptive Drive

    Por carreteras irregulares, con baches, adoquinadas o por superficies perfectamente asfaltadas: con el Control dinámico de la suspensión (opcional) ahora hay una suspensión adaptada a cada carretera y estilo de conducción. Además la configuración de serie Comfort, los amortiguadores pueden situarse en modo Comfort+ para una mayor comodidad, y garantizando así trastornos mínimos en superficies irregulares.

    La función opcional Adaptive Drive combina el control dinámico de la suspensión con la estabilización activa Dynamic Drive de la inclinación de la carrocería. Los sensores de su BMW vigilan permanentemente la velocidad del vehículo, la posición del volante y las fuerzas de inclinación y guiñada que actúan sobre el chasis. Con estos datos, el sistema ajusta con precisión los estabilizadores y amortiguadores, cambiando su configuración con rapidez y exactitud. Así se garantiza una respuesta de la dirección más precisa, unas distancias de frenado más cortas y una mayor comodidad de conducción.

TRANSMISIÓN AUTOMÁTICA DE 8 VELOCIDADES.

TRANSMISIÓN AUTOMÁTICA DE 8 VELOCIDADES.

La transmisión automática de 8 velocidades hace que el cambio de marcha y la conducción sean significativamente más cómodos, gracias a las rápidas transiciones de la velocidad del motor y a los tiempos de cambio más cortos. Reúne una extraordinaria comodidad con un palpable dinamismo y una mayor ahorro de combustible. También puede cambiarse manualmente de marcha mediante la palanca de selección.

DIRECCIÓN ACTIVA INTEGRAL.

La dirección activa integral para automóviles de tracción trasera combina una ruedas traseras con dirección pasiva con una relación de desmultiplicación variable en el eje delantero.

A velocidades de hasta unos 60 km/h las ruedas traseras giran en dirección opuesta a las ruedas delanteras. Esto acorta subjetivamente la distancia entre ejes, mejorando la manejabilidad y la agilidad. A velocidades superiores a 60 km/h las ruedas traseras giran en la misma dirección que las ruedas delanteras. Así se amplía subjetivamente la distancia entre ejes, aumentando la estabilidad y la comodidad, especialmente cuando se cambia de carril de forma rápida y abrupta.

DRIVING EXPERIENCE CONTROL.

El Driving Experience Control le da a elegir: puede utilizar el botón de la consola central para activar el modo deseado.Se puede cambiar de modo Comfort, con las configuraciones de serie de motor y transmisión, a modo ECO PRO, orientado a la eficiencia, o a modo Sport, que permite una conducción más dinámica. Debajo del tacometro se puede ver qué configuración está activada.

  • Modo ECO PRO

    El modo económico ECO PRO adapta de forma inteligente las características del acelerador y de la transmisión así como la estrategia de calefacción y aire acondicionado. Los consejos ECO PRO ayudan a optimizar el estilo de conducción, y la autonomía adicional informa de cuántos kilómetros adicionales se han conseguido gracias al modo ECO PRO de optimización del consumo.

    El modo ECO PRO reduce el consumo hasta en un 20 por ciento, dependiendo del estilo de conducción de cada uno. Ahorro potencial calculado en estudios internos sobre consumo.

  • Ruta ECO PRO y movimiento por inercia.

    Con la función de movimiento por inercia, el vehículo se desliza por la carretera a velocidades de hasta 160 km/h cuando el conductor levanta el pie del acelerador y no aplica los frenos, y mientras el asistente de conducción proactiva no adapte la velocidad para ahorrar combustible

  • Modo Sport

    En modo Sport el vehículo responde de forma más directa y permite un estilo de conducción más deportivo. Una configuración predefinida proporciona unas prestaciones del motor y de la suspensión mucho más deportivas que las de la configuración de serie. Por ejemplo, el motor tiene mayor capacidad de respuesta y los tiempos de cambio son mucho más deportivos.